martes, 7 de septiembre de 2021

Perro Pekinés • Temperamento y Salud

Temperamento del Perro Pekinés


Los perros pekineses pueden parecer distantes y tal vez incluso un poco presumidos cuando los conocés por primera vez, pero para sus dueños, son inteligentes, divertidos y llenos de personalidad.
Perro Pekinés
"Parte del atractivo de esta raza es que no son tontos del todo, pero están felices de ser tu propio payaso privado", dice Caroline Coile,PhD, autora de Pekingese: A Complete Pet Owner's Manual. Ella dice que también son selectivos sobre a quién prodigan sus afectos. "Te aman, aman a tu familia y les gustan tus amigos, y simplemente toleran a todos los demás. Esta raza te hace sentir especial".

Los pekineses son braquicefálicos, lo que significa que tienen caras adorables y achatadas. Pero esta cabeza plana puede hacerlos propensos al sobrecalentamiento, así que limite el tiempo al aire libre en los calurosos días de verano.

Esta raza de juguete es la definición misma de un perro faldero y es bastante relajada en casa. Sin embargo, el pekinés también es un perrito alerta y, si siente algo que lo asusta o le da curiosidad (ya sea el repartidor o un vecino en un paseo), hará sonar la alarma con su ladrido persistente.

Los pekineses se llevan bien con los gatos y otros perros. "Son bastante relajados con otros animales", dice Coile. Pueden ser un gran perro de familia, pero no son uno para jugar todo el día todos los días, por lo que pueden ser más adecuados para familias con niños mayores. Al igual que con todos los perros, los niños deben ser supervisados durante el tiempo de juego con el perro pekinés y se les debe enseñar cómo interactuar adecuadamente y respetar a las mascotas.

Y aunque adoran a su familia, los pekineses pueden ser groseros y gruñones cuando conocen gente nueva por primera vez. Socializar a tu cachorro pekinés temprano lo ayudará a crecer y desenvolverse ante extraños, y mantener a raya ese caracter.

Perro Pekines

Perro Pekinés


Necesidades del Perro Pekinés


Los pekineses no necesitan mucho espacio, ya que su lugar favorito para estar está justo en el regazo de su dueño. Esto los convierte en un gran perro para vivir en departamentos y un compañero perfecto para las personas mayores.

Debido a que forman un vínculo tan estrecho con su dueño, un pekinés puede sufrir de ansiedad por separación si se lo deja solo durante demasiado tiempo. No son la raza adecuada para su hogar si tiene que estar lejos de ellos durante largos períodos de tiempo.

En lugar de dejar a perro pekinés en casa, llévalo cuando pueda, su pequeño tamaño lo hace fácil. Nunca será un compañero de trote, pero le gustará unirse a usted para caminatas cortas alrededor de la cuadra. Les gusta ir a lugares y ver cosas, como a todos los perros. Pero físicamente, pueden hacer ejercicio dentro de un departamento.

Cuidados del Perro Pekinés


Esa larga melena leonina y esa gruesa capa doble de pelo requieren un poco de mantenimiento, al menos una hora de cepillado cada semana o diez días para eliminar los pelos sueltos y evitar el apelmazamiento. Cepillarlos está muy bien porque al perro pekinés le encanta ser atendido.

"A estos perros no les importa sentarse en tu falda y ser cepillados. Es bastante relajante tanto para el perro como para el dueño", dice Coile.

Como todos los perros, los pekineses necesitan que se les recorten las uñas, se revisen y limpien las orejas y se cepillen los dientes con regularidad.

Los pekineses no necesitan mucho ejercicio, aunque pueden disfrutar de la actividad y jugar juegos a su propio ritmo. Pero sobre todo, serán felices jugando con juguetes en la sala de estar y luego acurrucándose cerca del amora para ver la televisión.
Debido a su naturaleza independiente y propensión a los mimos, el pekinés puede ser difícil de entrenar. Para aprender señales básicas (y tal vez algunos trucos), deberá ser consistente y recompensar a su cachorro con refuerzo positivo. (Las golosinas también ayudan mucho). "Solo tenés que motivarlos de la manera correcta y puedes entrenarlos", dice Coile. "En última instancia, quieren complacerte".

Salud del Perro Pekinés


La esperanza de vida del perro pekinés promedia entre 14 y 16 años, llegando algunos a los 20 o más. La raza es propensa a los mismos problemas que tienen todas las razas de cara corta, como el síndrome braquicefálico, que puede provocar dificultad respiratoria. Sus vías respiratorias acortadas también significan que estos perros hacen un ruido de amortiguación cuando están despiertos y pueden roncar cuando duermen, pero esto es algo que muchos propietarios pekineses parecen considerar lindo. Sin embargo, sus adorables caras planas podrían ser un problema lo suficientemente grave como para restringir significativamente la capacidad del perro para respirar por la nariz.

Junto con esto, el paladar blando, el techo de la cavidad oral en la parte posterior, es frecuentemente alargado, lo que puede obstruir parcialmente la abertura a la tráquea. Estos problemas se pueden abordar hasta cierto punto con cirugía, pero a menudo es mejor buscar líneas de sangre donde esto no ha sido un problema significativo. Ello depende del buen criador.

Como todas las razas, los cachorros pekineses necesitan socialización temprana, entrenamiento y amor para convertirse en perros completos.
Desafortunadamente, su braquicefalea también pone a los pekineses en mayor riesgo de ciertas afecciones oculares. El acortamiento de la cara también hace que las cuencas de los ojos sean un poco menos profundas, lo que hace que los ojos sobresalan hacia adelante, donde están menos protegidos. A veces, esto puede ser suficiente para evitar que sus párpados se cierren por completo, lo que evita que la película lagrimal se extienda sobre el punto más adelante de la córnea. Esto aumenta el riesgo de ulceración corneal, que puede llegar a ser lo suficientemente grave como para provocar la pérdida del ojo, o al menos la cicatrización corneal, que oscurece el campo de visión con el tiempo. Además al no tener trompa prominente, sus ojos están más desprotejidos ante golpes y cualquier trauma.

Esa característica estructura facial del perro pekinés también significa que es difícil para ellos regular la temperatura, y pueden sobrecalentarse fácilmente. Se debe prestar especial atención a sus cachorros durante los dias calurosos de verano, restringir la actividad al aire libre a las mañanas y noches, y asegurarse de que su perro tenga acceso al agua y al aire acondicionado. Después de todo, los perros no sudan como nosotros, por lo que depende de nosotros mantenerlos frescos.

Las razas de juguete, o toy, como la pequinesa también pueden sufrir varios problemas ortopédicos, como la luxación rotuliana, que esto es cuando el surco en el que normalmente se encuentra la rótula es poco profundo, lo que le permite salirse de su lugar. Esto puede ser doloroso y, con el tiempo, puede provocar un cambio artrítico en la articulación, sin embargo, generalmente es reparable con cirugía.

Perro Pekinés

Historia del Perro Pekinés


El pekinés tiene una larga y majestuosa historia, y la evidencia de alguna versión de perros de trompa corta de aspecto similar que se crían en China se puede encontrar desde el año 200 A.C. según el Club Pekinés de América. Sin embargo, fue alrededor del año 800 d.C. que la cría de razas toy se hizo popular.

Favorecidos por los emperadores chinos y aquellos que vivían en sus palacios, los pekineses fueron criados como "perros de manga" lo suficientemente pequeños como para caber en las mangas anchas de las prendas reales, y lo suficientemente alegres como para actuar como pequeños perros guardianes cuando era necesario. En línea con las antiguas enseñanzas budistas, la mitología china de los pekineses es que surgieron a través del acoplamiento de un león y un mono tití, de ahí su apariencia de león.

En 1860, cinco pekineses fueron llevados a Inglaterra, marcando la entrada de la raza a Occidente. El American Kennel Club reconoció a los perros en 1906.

Perros de Razas Pequeñas. Perros Miniatura.

Conéctese con nosotros para recibir información sobre los ejemplares que tenemos para ofrecerle.

☎ +54 11 3732 9172 / ☎ +54 11 6991 5721
     
Entregamos su cachorro en cualquier parte del país y del mundo.

Mas

Criamos a nuestras mascotas como hemos criado a nuestros hijos. O mejor.

☎ +54 11 3732 9172 / ☎ +54 11 6991 5721
     
Entregamos tu cachorro en cualquier parte del país. Hacemos envíos internacionales.


Entregamos cachorros con al menos de 90 a 120 días para que esté definido el tamaño y ya libres de cualquier patología infantil de los primeros meses de vida, como también enfermedades congénitas observables hasta esa edad.

Cachorros criados con familia humana, con niños, por lo que se adaptan a cualquier ambiente humano. Incluso para que sea más seguro su movimiento y mudanza. Asimismo tienen al día todo el tratamiento vacunatorio, ya sean dos o tres vacunas según su edad, antiparasitario y contra las infecciones por coccidios.

El tratamiento sanitario se extiende hacia atrás hacia sus progenitores como también a todo su entorno.

Total garantía sanitaria certificada por médico veterinario en el día de la entrega o embarque.

Somos de Buenos Aires y enviamos a todo el mundo. Gestionamos el envío internacional.

Aceptamos pagos por transferencia bancaria nacional e internacional, con Paypal, por giro postal del correo o Western Union, como también todas las tarjetas de crédito internacionales.